SEMILLA 169

Le dije a la ilusión que tenía un techo que nunca podría traspasar, a menos que dejara de querer volar hacia ningún lado. Entonces la ilusión bajó hacia ese suelo que tanto miedo le daba y descubrió su propia respuesta.

Ilusión = 102… La neutralidad entre el receptor y los circuitos emocionales.

El Original está mutando en el receptor la lógica del No y la lógica del Sí.

Ahora la voluntad ya no decide. Vamos a poder ver cómo la voluntad decidiría, siempre desde el miedo, pero vamos a estar comprobando a cada instante que ya no decide más la identidad, es decir, vamos a ver cómo se desactiva esa voluntad en la ejecución concreta. En el No ha existido hasta este momento muchísima carga argumentativa, siendo esos abundantes argumentos del No propios de una lógica de auto-preservación de la identidad particular, la cual venía negando sistemáticamente los potenciales originales, en un efecto arrastre energético. El No venía activando una convicción por arrastre argumentativo, por arrastre de contenido desde los valores (no, porque no quiero sentirme tonto… no, porque vayan a pensar mal de mí… etc.), mientras la lógica en distorsión permanecía invisible.

Ahora va a resultarnos cada vez más obvio, debido a la claridad lógica del receptor en su percepción, la incoherencia de decir No desde la identidad particular, siendo que los No que serán dichos van a ser realmente Sí a la auto-referencia. Por eso, a partir de ahora vamos a estar siempre diciendo Sí, ya sea que en lo concreto sea No, porque en verdad va a ser Sí a esa gestión auto-referente. El Original está instalando en el receptor el Sí a la implicancia, y es desde ahí que va a resultar cada vez más fácil decir No a los argumentos derivados de presiones energéticas programadas y todos sus arrastres por miedo.

SEMILLA 168

La tradición (familiar, histórico-cultural, espiritual, etc.) cristaliza al receptor en la percepción de un diseño concreto, referenciado al pasado, que no le permite acceder a los potenciales inconscientes que alberga dentro de sí, ya que va a determinar o dictaminar una determinada perspectiva, limitada, para la activación de dichos potenciales (perspectiva concreta de un cuarto plano desconectado del Vacío Fundante).

La validación de la tradición es la castración de los potenciales originales del receptor, de esos potenciales que tienen todo un propósito de recreación de la vida humana, el propósito de llevar la existencia hacia nuevas versiones no competitivas, no enfocadas en la mera supervivencia e integradoras de todos los elementos en coherencia funcional y verdadera cohesión.

HACER LA CUNITA A “LA GRAN QUINTA”. LA MUTACIÓN 69.

Hace tiempo que venimos hablando desde la Lógica Global Convergente de “hacer la cunita” al cuarto plano de los gestores intermediarios, a través del enlace lógico del desdoblado con el Emisor Fuera de la Existencia, Vacío. Hacer la cunita a ese cuarto plano de la identidad particular, el plano que inicia el segundo desdoblamiento y que ha venido descargando un programa de exploración de la polaridad

...seguir leyendo

¿QUÉ HAGO PARA ENTENDER UN DESARROLLO LÓGICO?

Últimamente me consultan bastante, sobre todo personas que están iniciando el proceso de cuarentenas de la Perspectiva Universal del Desdoblamiento de los Tiempos y Lógica Global Convergente, qué hacer ante lo que vivencian como una imposibilidad para entender ciertos desarrollos lógicos. Desde lo que he ido integrando a través de mi propio proceso me surge esto:

– Enfocarse en el proceso personal y nada

...seguir leyendo

PRINCIPIOS FEMENINO Y MASCULINO

La pregunta, MA, que abre el espacio-tiempo a través del quinto observador que baja hacia el desdoblamiento, es ese principio femenino que lanza todo un desafío lógico divergente a la lógica en convergencia del Vacío. A ese quinto observador en bajada hacia la divergencia lo podríamos denominar como “la gran quinta”, pues es ese femenino que va a cuestionar y a hacer estallar todas las bases lógicas

...seguir leyendo

LA TORSIÓN DEL TALÓN DE AQUILES DEL 34

Una situación cotidiana muy reciente me ha ayudado a observar cómo el rol global del 34 es, en convergencia, el gran transformador de la letra O, que siempre nos lleva a tener que elegir entre una cosa u otra -es decir, a tener que posicionarnos y decantarnos por una opción, mientras descartamos e incluso negamos otra-, en un 0 (cero) funcional que integra todas las opciones a través

...seguir leyendo