MATRIZ Y PATRÓN

MATRIZ = 90
MA T RI Z

PATRÓN = 88
PA T RO N

No es tan simple como ver en el patrón lo masculino y en la matriz lo femenino. Ambos principios, masculino y femenino, están entrelazados e imbricados, implícitos uno en el otro y viceversa, en lo no lineal y en lo lineal.

Nuestra matriz universal es propósito abstracto operando a través de tiempo 0. Matriz es femenino hiperabstracto que conjuga con masculino puntual RI, aspecto no lineal que va a afectar desde una finalidad presente (Z). El MAPA (32) es mapa, no pama, pues emana de esa lógica femenina hiperabstracta que pregunta (32), y que es respondida por el masculino exacto.

Patrón es la manera en que una sincronización no lineal y lineal va a estar desplegando un RO, construyendo un N, un diseño que es el norte para que el receptor desarrolle un potencial por finalidad. Patrón es ese masculino matemático exacto, que es respuesta, pero que va a ser punto de partida para una dinamización espacio-temporal por parte de otro femenino ya totalmente implicado con la construcción de los márgenes de error (desplegar la MATRI-X desde la MATRI-Z).

El patrón es PA (trón) porque va a estar respondiendo a través de un desarrollo lineal; el patrón se despliega en última instancia en una realidad tangible, que es respuesta. La matriz es MA (triz) porque está preguntando mientras sostiene y nutre el desarrollo de patrones desde tiempo 0.

Universo base 21 (T) está intemediando para permitirnos ver esta mutua implicancia entre principios y poder obtener conciencia lógica al respecto.

Ambos, matriz (90) y patrón (88), alumbran a un receptor vinculado al leit motiv del desdoblamiento mismo, el error inexistente (90+88=178).